Vacaciones en barco por los canales holandeses

Sus más de 3.700 kilómetros de vías fluviales hacen de los Países Bajos el paraíso para los aficionados a navegar. No hay región ni ciudad sin una red de canales, muchos de ellos con más de ocho siglos de historia, cuando se erigieron las primeras ciudades holandesas. El tráfico fluvial convirtió a localidades del interior en núcleos comerciales prósperos, gracias a los bienes y materias primas que se transportaban desde el mar, por los afluentes de ríos como el Rin y el Mosa, hasta el resto de Europa. El agua ha conformado los Países Bajos que conocemos hoy por lo que no hay mejor manera de visitarlos que a través de los canales que lo hicieron posible, recorriendo a ritmo pausado sus deltas, pólderes y parques naturales mientras se visitan los pueblos y ciudades más pintorescos. Gaceta Holandesa propone cinco rutas para conocer el país desde sus canales, disfrutando del placer único de descubrir lugares nuevos desde la proa.

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *