El Ijsselmeer: excursión por el lago robado al mar

A pesar de ser artificial, no se deben despreciar los más de mil kilómetros cuadrados que convierten al Ijsselmeer en el lago más grande de Europa occidental. Situado al noreste de Ámsterdam, fue creado en 1932 al construir el dique Afsluitdijk, que además de cerrar el llamado “Mar del Sur” (Zuiderzee), una bahía poco profunda por la que se adentraba el Mar del Norte, sirvió para conectar dos provincias separadas por más de treinta kilómetros. Años después, el dique que une la ciudad de Lelystad y Enkhuizen lo limitaría por el sur. Su agua dulce baña el litoral de pueblos y ciudades muy dispares, desde antiguas islas de pescadores de férrea tradición religiosa hasta Lelystad, la ciudad nacida de la nada en los años sesenta y que hoy alberga varias atracciones que bien merecen una visita. Una excursión por el Ijsselmeer ofrece una reflexión sobre las tradiciones marítimas y la vanguardia tecnológica; sobre un país cuyos pescadores tuvieron que renunciar al mar bravo por el agua dulce en favor de la seguridad nacional.

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *