Ruta otoñal por los viñedos del sur de Holanda

Tanto para los amantes del vino como para los que buscan un paisaje otoñal al que escaparse, no cabe duda de que el mejor lugar para hacerlo es en el sur. Sí, en Limburgo, la región más meridional de los Países Bajos, donde el platteland (país plano) cambia por el heuvelland (país de colinas) y los colores de la naturaleza se transforman en las tonalidades doradas y tintas del vino. No por nada Albert Camus decía que “el otoño es una segunda primavera”, y eso lo saben los habitantes de las ‘montañas’ del sur de Limburgo. El sabor fuerte de la comida renace como el tanino de la bebida de Baco, y los viñedos familiares llaman a los voluntarios a darles una mano durante la ‘cosecha’ de la uva. Proponemos varias pistas para disfrutar del otoño en una de las provincias más pintorescas del país. “Otoño llévame en tus hojas”, decía el escritor neerlandés Gerrit Achterberg, y en este otoño incierto daremos un paseo por los viñedos del sur.

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *