Un invierno sobre patines

Al arrancar cada año no hay neerlandés que no se pregunte si este invierno habrá Elfstedentocht, la competición de patinaje sobre hielo al aire libre que desde hace más de un siglo se organiza entre once ciudades de la región de Friesland, al norte del país. El frío que se avecina vaticina horas de disfrute sobre el hielo aunque la ansiada competición sólo podrá darse si se logra una capa de hielo de al menos 15 centímetros de grosor en los doscientos kilómetros de recorrido. Ocurrió hace veinte años, en 1997, cuando en apenas dos días más de 16.000 personas viajaron al norte para calzarse los patines y vivir la experiencia. El hielo no espera, no puede planificarse, por eso sorprende la capacidad de los holandeses para desprenderse de su agenda cuando se trata de patinar. Parajes de ensueño, momentos de bebida caliente en una cafetería con chimenea y deporte al aire libre son quizás las claves para entender esta pasión. Nos sumamos a ella y desvelamos pistas irresistibles para abandonar el sofá de casa en estos días de agua, viento y frío.

Patinar fuera de la ciudad

Para los más atrevidos, existen múltiples clubes y centros de ocio que organizan excursiones a los lagos más

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *