Leiden, más allá de la cuna de Rembrandt

Que, en el siglo XVII, el hijo de un molinero pudiera ir a la universidad, dice mucho del lugar en el que nació. Poco importa que el joven Rembrandt apenas fuera a clase, su destino evidentemente era otro. En aquella época, en las Provincias Unidas (predecesoras del actual Países Bajos) solo Ámsterdam rivalizaba en importancia con la ciudad natal del genial artista holandés.

Próspera, dinámica y tolerante, Leiden ya era conocida en gran parte del mundo por la calidad de sus tejidos e iba camino de convertirse en uno de los centros del saber europeo, bastión de la libertad (el lema de su universidad).

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *