Groningen, la capital del norte

Bonita, auténtica y llena de vida: así es la capital más septentrional de los Países Bajos. Su enorme comunidad universitaria la convierte en la ciudad más joven de Holanda y le imprime un carácter abierto y acogedor. Explorar su casco antiguo, salpicado de tiendas, bares y restaurantes con encanto es un auténtico placer. De noche, Groningen se enorgullece de ser una de las pocas ciudades de Holanda cuyos locales nocturnos no tienen hora de cierre. Es, sin duda, un destino capaz de hacer las delicias de todo aquel que la visite.

Qué ver

El Grotemarkt constituye el corazón del centro histórico de Groningen, traducida como Groninga en castellano. Esta gran plaza, jalonada por el edificio del Ayuntamiento y la iglesia de San Martín (Martinikerk), acoge el mayor emblema de la ciudad: la torre de San Martín (Martinitoren) que, construida en 1482, es la cuarta más alta de Holanda. Escalar sus 97 metros de altura a través de 260 escalones tiene como recompensa una excelente panorámica de la ciudad. Frente a la fachada

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *