Gante: escapada gastronómica al Manhattan medieval

Romántica, histórica, fotogénica y gastronómica: así es Gante. A tan solo 25 kilómetros de la frontera con Países Bajos, el Manhattan medieval belga (por su cantidad de torres de la época) es el destino perfecto para una escapada con encanto.

Clásicos de Gante

La ciudad es conocida como el Manhattan medieval por su característico skyline, cincelado por sus torres y construcciones medievales. Por eso, una manera original de descubrir Gante es hacerlo desde las alturas, escalando estos edificios y disfrutando de las vistas que ofrecen. El Castillo de los Condes de Flandes o Gravensteen es uno de los más icónicos. Esta impresionante fortaleza medieval excelentemente conservada permite pasear por sus murallas sobre el río y asomarse a sus almenas para observar la ciudad. Desde Gravensteen se pueden contemplar las otras tres grandes torres gantesas: la Catedral de San Bavón, el campanario Belfort y la iglesia de San Nicolás.

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *