Eva González Pérez, la abogada que denunció el escándalo sobre las ayudas para el cuidado de los hijos

"La dimisión del Gobierno fue algo simbólico, todavía queda mucho hasta cerrar el caso"

Eva González llevaba años intentando atraer la atención mediática sin conseguirlo, desde que en 2014 una charla con su marido en la cocina de su casa le animara a defender a casi 200 familias que sentían que el Estado estaba cometiendo una injusticia con ellos, al reclamarles la devolución de unas ayudas para la guardería a las que tenían pleno derecho. En 2018 finalmente logró que el noticiero Nieuwsuur de la NOS informara sobre su caso, entrevistándola a ella y a una de las familias afectadas. Otros medios como el periódico Trouw y RTL Nieuws ya no le perdieron la pista, y el escándalo fue haciéndose cada vez mayor y más visible hasta provocar la caída del último Gobierno neerlandés en febrero de este año. Esta abogada de oficio, nacida en el pueblo cacereño de San Martín de Trevejo, lleva más de dos décadas defendiendo los intereses laborales de aquellos que no suelen aparecer en los medios de comunicación, además de trabajar para el GGZ (Organismo municipal de atención a la salud mental). A pesar de su notoriedad y del poco tiempo que le queda para su familia y sus otros clientes, Eva mantiene intacto el entusiasmo por su trabajo y una gran amabilidad y cercanía. Luchadora y paciente, extrovertida y cautelosa, la lección de ética que ha dado con su tesón por denunciar una injusticia de enormes proporciones ha traspasado fronteras, límites que ella desconoce, como ciudadana del mundo que se siente. Gaceta Holandesa tuvo la ocasión de charlar con ella una mañana del pasado mes de marzo, en la cocina de su casa donde empezó toda esta historia.

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *