Entrevista a Arthur Brand, detective experto en arte robado y falsificaciones

“Para recuperar obras robadas es esencial saber entenderse con los traficantes de arte"

Lleva décadas rescatando obras de arte que han sido robadas en museos holandeses y destapando mafias que trafican con falsificaciones. Arthur Brand asegura que trabaja sólo y que gracias a esta independencia y a que siempre cumple su palabra, se ha ganado la confianza tanto de los criminales más buscados como de la policía holandesa y la Interpol. Entre sus casos figuran el de los caballos de bronce de Hitler y unas porcelanas que la Casa Real holandesa tuvo que devolver a una familia judía. Además, ha colaborado en otros como el del Evangelio de Judas, un papiro de más de dos mil años de antigüedad descubierto en una cueva en Egipto y que llevaba décadas escondido en una caja fuerte en Nueva York hasta que se hizo público. Mientras relata una vida rodeada de informantes y negociaciones de dudosa legalidad, Brand, el único detective experto en arte robado de Holanda, se mueve en tren y utiliza un teléfono móvil de los de antes, sin internet ni whatsapp.

Su vida parece de película…
A veces me comparan con Indiana Jones y me hacen sentir idiota: yo no tengo ni carné de conducir ni sé cambiar una bombilla. Quizás la gente se refiere a casos como los que hemos destapado en Perú, en los que hay dosis de

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *