Holanda sobre Plano

Oda a lo feo: La Holanda real frente a la virtual

Holanda es un país hermoso, qué bonita es Amsterdam, qué paisaje maravilloso, qué país tan increíble. Para nosotros que vivimos aquí es cosa de todos los días escuchar estos comentarios, como también lo es ver en las redes sociales miles de bellísimas fotografías retratando estas tierras desde todos los rincones a cada momento del día. Nadie puede resistirse a esa mágica combinación que forman los viejos edificios de ladrillo de grandes ventanales junto a un molino, un canal cruzado por un puentecito de madera o un campo de tulipanes de rojo intenso. Pero también hay otra Holanda, que convive día a día con esos paisajes y que a veces solo está a un giro del objetivo de la cámara de esa postal insuperable. Es la Holanda de la cotidianeidad que tantas veces escapa a los exigentes cánones de belleza de las redes sociales.

Ese país que podríamos calificar como “feo”, por contraponerse a la bella postal de un usuario de Instagram, es, sin embargo, el del día a día de millones de holandeses.

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *