Izar la bandera holandesa en el mar, un acto de piratería con los días contados

Comprarse un velero, o un yate, y surcar las aguas del Mediterráneo. El sueño de muchos europeos, tanto del norte como del sur, suele tener asociados unos costes (amarre, mantenimiento o combustible, entre otros) que lo hacen prohibitivo para la mayoría, y a la vez refuerzan el aire de exclusividad del hobby. Pero tal y como sucede en lo que se refiere a competencia impositiva para grandes empresas, Países Bajos cuenta con una vía rápida y barata para navegar, bandera holandesa incluida, por aguas comunitarias. La miríada de webs que ofrecen “hacerse pirata”, como algunos usuarios de foros especializados denominan a ondear la tricolor neerlandesa, muestran una solución rápida, más sencilla y económica que el registro formal en España. Otro “sandwich holandés”, pero esta vez lejos de tierra firme.

 

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *