Holanda sobre Plano Ordenamiento Territorial

¿Tiene límites la identidad?

Alguna vez habéis oído hablar de Neutraal Moresnet? Se trata de un pequeño Estado que mantuvo su independencia entre 1816 y 1920. Una independencia que, sin pedirla, le fue impuesta en el Congreso de Viena donde se instauraron las nuevas fronteras de los países europeos tras la caída de Napoleón Bonaparte. David van Reybrouck narra en su ensayo Zink (De Bijzige Bij, 2016) la historia de Neutraal Moresnet a través de la vida real de Emil Rixen, nacido en 1903 en Kelmis.

La lectura de este ensayo obliga a plantearse la pregunta sobre la relación entre la identidad propia, el origen y las fronteras del territorio. En un momento en el que los regionalismos parecen volverse cada vez más importantes vemos cómo las modificaciones a nivel regional ya no se hacen en base a un plan maestro territorial sino a través de modificaciones en el desarrollo de la administración pública. No es lo mismo “identidad” que “indentificarse con” o “pertenecer a”, así como estos conceptos tampoco deberían estar relacionados con las políticas del momento, y eso se deja ver muy bien a lo largo de sus páginas. La vida de Emil Rixen es una vida marcada por llegar a poseer diferentes nacionalidades en poco tiempo (neutraal, belga, alemana) según las naciones vecinas se apropiaban

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *