Holanda sobre Plano

HEMA, cuatro letras rojas sobre el plano

Una de las tiendas que cualquier recién llegado a Holanda conoce y reconoce muy rápidamente en cualquier punto del país es, sin duda, HEMA. Sus cuatro letras rojas en mayúscula, rápidamente identificables, suelen marcar el punto neurálgico del pueblo o ciudad en el que uno se encuentra. Y no es casual.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando comenzaba la reconstrucción de las ciudades holandesas, esta empresa holandesa, que ya contaba con unos 20 años de trayectoria, experimentó un explosivo crecimiento. HEMA, cuyas siglas en neerlandés se refieren a “Hollandsche Eenheidsprijzen Maatschappij Amsterdam”, algo así como “Empresa de todo a 100 de Ámsterdam”, vendía todos productos a 20 o 50 centavos de la moneda holandesa, el florín. Durante estos años de la posguerra, HEMA ocupó un lugar central en la planificación de la reconstrucción de ciudades y especialmente en la reformulación de sus centros comerciales, que importarían muchos elementos del “American way of life”, una nueva cultura que aterrizaba en Europa junto a los cuantiosos ingresos de recursos provistos por el Plan Marshall de Estados Unidos.

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *