Descubriendo Zelanda, “la tierra del mar”

Hay mil motivos por los que merece la pena visitar Zelanda, en neerlandés, Zeeland o “tierra del mar”: disfrutar de sus playas de arena blanca; descubrir sus pintorescos pueblos marineros; observar a focas y marsopas nadando en las aguas del mayor Parque Nacional del país; recorrer los impresionantes diques del Plan Delta; saborear la excelente gastronomía marinera de la región o, simplemente, perderse en su histórica y encantadora capital, Middelburg. Zeeland tiene un rincón reservado para cada uno.

Zeeland acoge el mayor Parque Nacional de los Países Bajos, el Oosterschelde: un mar interior de agua salada formado tras la construcción, en 1986, de los grandes diques del Plan Delta. Su sistema de compuertas, que permite la entrada y salida de 800 mil millones de litros en cada marea, ha permitido respetar el flujo natural del agua y evitar lo ocurrido en el Ijselmeer, que perdió su salinidad y se convirtió en un lago artificial tras la construcción del Dique de Cierre (Afsluitdijk) en 1932. En Zeeland, las compuertas sólo se cierran en caso de riesgo de inundaciones, cuando el nivel del mar está 3 metros

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *