Vlieland, una isla a la que querrás volver

Érase una vez una isla donde el silencio “hablaba”, las focas se “tostaban” al sol y los turistas pedaleaban despreocupados entre las dunas y los bosques de pinos. Nos referimos a Vlieland, una de las islas más bellas del archipiélago de las Frisias: la cadena de islas que se extiende desde el norte de los Países Bajos hasta Dinamarca y que ha sido incluida por el New York Times en su lista de lugares para visitar en 2019.

Esta pequeña isla de apenas 36 kilómetros cuadrados es la segunda localidad menos poblada de los Países Bajos y, de las islas Frisias, es la más alejada del continente. Al igual que el resto de sus compañeras está situada entre el Mar del Norte y el Mar de Wadden: un peculiar ecosistema marino que en verano es posible explorar a pie. Pese a su tamaño, Vlieland tiene un extenso corazón verde por el que se puede pasear a la sombra de árboles centenarios, descansar junto a un estanque de nenúfares u observar la incesante actividad de las aves que eligen sus zonas protegidas para hacer un alto en el camino, o traer polluelos al mundo.

¿Quieres seguir leyendo?
Regístrate
Dos meses de prueba gratis
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *