Viajar por Holanda, desde el sofá, a través de los libros y el cine

Cuando el cielo gris se apodera del día y el viento frío de los eneros holandeses sopla sin tregua, cuesta encontrar razones para animarse a salir de casa y visitar el país. Entre los planes caseros nunca fallan una buena lectura o una peli que enganche, y en Gaceta Holandesa nos hemos puesto el reto de que ambas propuestas nos inviten, además, a conocer algo más sobre Holanda. Ya sea porque su fama ha traspasado fronteras o porque a través de sus líneas el lector descubrirá otras caras de la historia de Holanda, los títulos que proponemos prometen abrir los ojos a todo el que se anime con alguno de ellos. Y si se hace con un café caliente, acurrucándose con una manta en el sofá, muchos se resistirán a comprar el billete de vuelta de estos viajes alternativos por Holanda.

Un viaje por los clásicos

Si por una vez dejamos a un lado El Diario de Ana Frank, el listado de obras maestras de la literatura y del cine holandés que han sido traducidos al castellano apenas supera la decena. Autores como Harry Mulisch y Cees Nooteboom, quien en numerosas ocasiones ha hablado de España como de su segunda casa, tienen gran parte de sus novelas traducidas al español, pero, al menos en el caso de este último, no son tantas las que se desarrollan en

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

4 Comments

  1. Mil gracias por el artículo , está fenomenal. Yo añadiría un película de animación maravillosa también de Michael Dudok de Wit: La tortuga roja. ¡Bellísima!

    Gracias Gaceta Holandesa por esta revista tan de calidad

  2. Muchas gracias María por tu comentario. La Tortuga Roja es una estupenda recomendación, no la incluimos en el artículo porque no está ambientada en los Países Bajos. Pero sin duda es una obra maestra de Michael Dudok de Wit. ¡Un cordial saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *