Róterdam, la ciudad de los prodigios

Róterdam es una ciudad única: su puerto, el mayor de Europa, y sobre todo su dramática historia, han forjado su carácter moderno e inconformista y han cincelado su impresionante skyline. Hoy proponemos un paseo turístico a través de la apasionante historia de Róterdam y de los innumerables atractivos que ofrece la más dispar y única de las capitales holandesas.

El puerto de Róterdam, donde todo comienza

Como ocurre en la mayoría de ciudades holandesas, la historia de Róterdam empieza junto al agua. Un dique (dam) instalado en el siglo XIII sobre el río Rotte le dio nombre y origen a la ciudad. Sobre esa pequeña presa se acabó trazando una de sus calles más antiguas, Hoogstraat –hoy una animada arteria peatonal y comercial–, y cerca de la presa surgió el puerto más antiguo, el oude haven. Este histórico embarcadero es, en la actualidad, un animado lugar de encuentro donde roterdameses y visitantes disfrutan del ambiente de terrazas y cafeterías con vistas a los históricos barcos amarrados.  

Pero el “viejo puerto” también es uno de los lugares donde Róterdam puso el contador a cero el fatídico

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *