Comer por ahí Comerse Holanda

Ron Gastrobar: Alta cocina urbana en Ámsterdam

Me atrevería a decir que Ron Gastrobar es uno de los restaurantes donde mejor he comido en Holanda, pero no sería justa con este pequeño país que además tiene fama de cocinar poco y mal.

Lejos de haber probado todos los restaurantes de Holanda, pero con suficientes experiencias culinarias como para afirmar de que se trata de una creencia popular más, en este blog iré descubriendo locales y restaurantes que te abrirán el apetito y las ganas de descubrir el país desde una perspectiva gastronómica. Porque aquí se come bien y existen muchos lugares que merece la pena visitar.

Volviendo al tema que nos ocupa en el post de esta semana, hago esta afirmación de Ron Gastrobar sin complejos y consciente de que si no el mejor, es uno de los mejores, sin duda. Porque este gastrobar ubicado en el barrio Oud Zuid de Amsterdam une buen producto, ejecución impecable y combinación de sabores y texturas que te sabrán a gloria. 

Ron Gastrobar, dirigido por el chef de estrella Michelin Ron Blaauw, apuesta por un estilo de restaurante contemporáneo con platos innovadores basados en una gastronomía europea y en formato de tapas de alta cocina.

No sé que tipo de comensal eres, ni cuales son tus preferencias culinarias, pero puedo intuir que cuando visitas un restaurante te gusta que la relación calidad-precio sea justa y que la imagen del plato se corresponda o mejore su nivel de sabor, ¿verdad? A nadie nos gusta que nos timen, ni que “nos den gato por liebre”.

Pues en Ron Gastrobar, todos estos requisitos se cumplen.

No te voy a engañar, y no te diré que es un restaurante barato, ¿pero acaso es barato tomar unas cañas y picar algo en Holanda o en cualquier país del norte?

Aquí no ocurre como en España o Latinoamérica donde todavía se puede comer muy bien a precios relativamente bajos. De hecho, en Holanda los precios de la restauración suelen ser bastante altos. Vamos, que aquí no se estila eso de esperar a alguien tomando un café en la barra de un bar porque ese café te va a costar alrededor de 3 €. Así de simple.

Partiendo de esta premisa, Ron Gastrobar respeta el equilibrio entre los platos que te sirven y el precio final, que para mi ya es signo de responsabilidad y justicia gastronómica.

Todos los platos del menú cuestan 15 €, algunos con suplemento de 5 €, y son raciones que puedes compartir. Te recomiendan que pidas dos platos por persona, y menos si quieres tomar postre, aunque dependerá de tu apetito, claro está.

Los platos de la carta que Ron Blaauw prepara junto a su equipo en una cocina abierta de cara al salón, son reflejo de una cocina sencilla y pura, elaborado con ingredientes de gran calidad y que varia según la temporada.

La carta actual está compuesta por exquisiteces como brioche casero con compota de cebolla roja, setas crudas e hígado de pollo; tartar de vieiras, edamame con espuma de guisantes y miso; anguila ahumada con ensalada de patata y espuma de apio de monte; o coliflor cocida a fuego lento en mantequilla con crema de trufas y queso Pierre Robert.

En mi visita, aunque me hubiera probado todos los platos, escogimos (dos comensales) las patatas baby con bechamel a la pimienta de jamaica, calamar y secreto ibérico, una mezcla de sabores de mar y montaña que combinaba perfectamente con el suave puré de patatas y las especias de la bechamel. Un cremoso y sabroso risotto con colmenillas, habas, parmesano y huevo semicrudo pasado por agua. Una deliciosa y tierna carne wagyu servida en formato de albóndiga sobre patata crocante y crema de acedera y estragón. Y unas alcachofas de Jerusalén (tupinambo) caramelizadas y presentadas finas y muy crujientes con sesos de ternera lechal y encurtidos, una atrevida y exquisita mezcla de sabores y texturas.

Como entrante, sirven además un riquísimo pan recién horneado con mantequilla caramelizada espolvoreada con cebolla crujiente y pepinillos en vinagre caseros.

¿te está entrando hambre?

Pues que no te intimiden estas deliciosas preparaciones y extravagantes combinaciones y visítalo si te apetece. Porque, a pesar del nivel culinario alto, no te encontrarás en medio de un local de élite en el que no sabes ni como actuar. Si tienes que esperar a que el camarero te retire la silla para sentarte, o tirar de google para aclararte con el interminable número y formas de la cubertería.

Ron Gastrobar es un restaurante de alta cocina en un ambiente distendido y urbano donde se respira glamour pero también cotidianeidad. Una fórmula gastronómica que combina un ambiente moderno y original con una cocina de primera clase sin grandes lujos y una fenomenal relación calidad-precio, que también se refleja en la carta de vinos.


Blaauw abrió en 1999 su primer restaurante Ron Blaauw en Ouderkerk aan de Amstel con el que recibió su primera estrella Michelin en 2004 y la segunda en 2006.

En 2001 se trasladó a Amsterdam donde creó un restaurante estilo bistró especializado en pescado, Ron’s Vis van de Dag, aunque en 2013 finalmente anunció que lo cerraba para abrir Ron Gastrobar en la misma ubicación, un restaurante sin estrella pero como si la tuviera.

Nuestro menú:
Botella de agua grande  6€
1 cerveza Swinckels      3.50€
Krieltjes              15€
Duitse Wagyu          15€
Aardpeer             15€
TOTAL              54.50€

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *