Río 2016: Los atletas holandeses hacen las maletas

A pesar de su tamaño, Holanda se ha propuesto situarse entre los diez primeros del medallero olímpico. Mientras la inversión en el deporte de élite ha decrecido desde Londres 2012, el equipo naranja competirá en más disciplinas que hace cuatro años y se estima que podrá batir su propio récord de medallas. El éxito rotundo en los pasados juegos de invierno en Sochi junto con la edad óptima de la mayor parte de sus deportistas son, según el Comité Olímpico Holandés, dos buenas razones para mantener el optimismo.

Con tan sólo ocho años Chiara Frisina Fauste, de padre italiano y madre española, empezó a practicar gimnasia de manera regular en el club local de Vlaardingen, una de las muchas agrupaciones deportivas que hay en Holanda. De eso hace casi una década. En unas semanas competirá por Holanda en los Juegos Olímpicos de Río, y con 16 años será una de las deportistas más jóvenes de la delegación. Su trayectoria ejemplifica el éxito de un engranaje capaz de asegurar una cantera de deportistas de élite gracias a dos factores fundamentales: una red de más de 25.000 clubes y agrupaciones deportivas de múltiples disciplinas, enraizadas en la sociedad holandesa desde hace siglos; y una inversión estable por parte del Estado en el deporte de élite, focalizada en aquellos deportes en los que

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *