La playa también es para el invierno: cafés y paseos mirando al mar

Si existe una imagen que sirva para describir el significado de gezellig, esa palabra sin traducción al castellano, ésta podría ser una taza de café caliente frente al mar, al calor de la chimenea, en uno de los cientos de restaurantes que salpican la costa holandesa, mientras fuera el viento frío del mar del Norte sopla sin tregua. Tras la medida aprobada el año pasado por el Gobierno para estimular la actividad económica en la costa, este es el primer año que gran parte de los chiringuitos de playa podrán permanecer abiertos, siempre que demuestren que son de construcción sólida y que pueden hacer frente a las tormentas típicas del invierno. A partir de ahora la playa se convierte en un plan atractivo también para los días de frío, con un buen abrigo y la promesa de un tentempié caliente después de una larga caminata por las dunas.

Basándose en los premios otorgados por la organización Strand Nederland, Gaceta Holandesa ha hecho una selección de los mejores restaurantes de playa o strandpaviljoens, desde las islas Frisias hasta la frontera belga, que además de ofrecer un ambiente acogedor y unas vistas insuperables cuentan con una carta original que bien merecen una visita.

Un café en buena compañía

En esta isla Frisia de apenas cinco mil habitantes los días discurren lentamente y es probable que uno pase su jornada sin cruzarse con nadie. Para solventarlo y sólo si ese día apetece, cada viernes por la mañana, en un punto perdido de sus kilométricas playas, el restaurante De Branding ofrece a sus clientes un café por un euro con conversación garantizada en un ambiente relajado y familiar.

©Vincent Zwart para De Branding

Cena de pescado al caer la tarde

A pocos kilómetros de Ámsterdam y Haarlem, en una de las playas más concurridas de la costa, destaca este restaurante con nombre de diosa marina. Su menú a base de pescado es uno de los más recomendados en webs como Tripadvisor y entre sus propuestas más originales se encuentra un menú del chef que varía cada día. Además, Thalassa 18 ha sido galardonado con el premio al restaurante de playa más limpio de la costa por la organización Strand Nederland.

©Thalassa 18, Zandvoort

El mejor restaurante de playa de 2015

Galardonado con el premio al mejor strandpaviljoen de 2015 por Strand Nederland, los clientes que le han votado destacan de este restaurante su amplia oferta gastronómica, la calidad y el precio de sus productos, la amabilidad del servicio y su bonita localización. En un espacio que pretende ser acogedor a base de detalles marineros, decoración en tonos claros y una terraza de invierno con mantas y estufas de leña, el Zeemeeuw es un buen ejemplo del típico local de playa holandés muy bien valorado por los cientos de clientes que han escrito sobre él en internet.

©De Zeemeeuw

A desayunar a la playa

Muy cerca de La Haya se encuentra esta lengua de costa salvaje, menos concurrida que la vecina playa de Scheveningen. Entre los chiringuitos que cada año se montan con la llegada del buen tiempo destaca Titus Bach Club, que abre de nuevo a mediados de marzo. Cada domingo, entre las 9 y las 12 ofrece un buffet de desayuno con todo tipo de panes, fruta y bollería, por sólo diez euros. Se trata de una propuesta muy apetecible para los que se animen a dar un paseo matutino por las dunas o para los amantes del kitesurf, que cuentan aquí con una de las playas abiertas y más ventosas de la zona, la del llamado Zandmotor.

Titus Beach Club ©Jory van Leeuwen

Platos del mundo en un ambiente trendy

Al sur de Róterdam, en una de las islas de la provincia de Zelanda, se encuentra este restaurante a cuya popularidad no le hace justicia el nombre (Beach Club Perry’s), ya que resulta ser uno de los favoritos de la zona. Su ambiente juvenil y trendy invita a relajarse y a probar una de sus sugerencias gastronómicas. Sus chefs se atreven con platos de inspiración mejicana, argentina, nórdica, japonesa, marroquí, por enumerar algunos. Abierto sólo en fin de semana hasta finales de marzo, que salga un buen día no es requisito para visitarles. La playa se encarga de las vistas: ellos ponen el sol.

©Beach Club Perry’s

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *