La playa también es para el invierno: cafés y paseos mirando al mar

Si existe una imagen que sirva para describir el significado de gezellig, esa palabra sin traducción al castellano, ésta podría ser una taza de café caliente frente al mar, al calor de la chimenea, en uno de los cientos de restaurantes que salpican la costa holandesa, mientras fuera el viento frío del mar del Norte sopla sin tregua. Tras la medida aprobada el año pasado por el Gobierno para estimular la actividad económica en la costa, este es el primer año que gran parte de los chiringuitos de playa podrán permanecer abiertos, siempre que demuestren que son de construcción sólida y que pueden hacer frente a las tormentas típicas del invierno. A partir de ahora la playa se convierte en un plan atractivo también para los días de frío, con un buen abrigo y la promesa de un tentempié caliente después de una larga caminata por las dunas.

Basándose en los premios otorgados por la organización Strand Nederland, Gaceta Holandesa ha hecho una selección de los mejores restaurantes de playa o strandpaviljoens, desde las islas Frisias hasta la frontera belga, que además de ofrecer un ambiente acogedor y unas vistas insuperables cuentan con una carta original que bien merecen una visita.

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *