Esquiar en Holanda es posible

Los Países Bajos cuentan con una de las mayores ofertas de pistas de esquí artificiales del mundo, incluida la pista de esquí cubierta más grande y empinada de Europa. A pesar de que la montaña más alta del país apenas supera los 300 metros, aquí se puede practicar esquí alpino, esquí de fondo o snowboard sobre nieve o sobre moqueta, a cubierto y al aire libre. Hoy descubrimos todas las opciones que Holanda ofrece a los amantes de los deportes de invierno.

Pese a ser un país conocido por su ausencia de relieve, los holandeses adoran el esquí. Cada año, un millón de holandeses viajan a países vecinos durante sus vacaciones para practicar deportes de invierno por lo que no es de extrañar que se las hayan ingeniado para poder hacerlo también sin tener que salir de sus fronteras. Países Bajos cuenta con más de 150 organizaciones dedicadas a los deportes de invierno y 70 clubes activos que participan en competiciones. Todos ellos se valen de instalaciones de esquí artificiales, cubiertas o al aire libre, repartidas por la geografía del país.

Pistas a cubierto con nieve artificial

Nieve artificial como la de las montañas, temperatura constante de entre cinco y diez grados negativos, telesillas, remontadores y pistas de hasta 300 metros de longitud. En resumen: una experiencia similar a la de las pistas de esquí naturales con la ventaja de poder disfrutarla durante todo el año, independientemente de las condiciones climáticas o de la estación. En Holanda existen 7 pistas cubiertas de nieve artificial (indoorsneeuwbanen) repartidas por su territorio y una de ellas ostenta el honor de ser la mayor de su tipo de Europa.

La mayor instalación cubierta de deportes de invierno de Europa se encuentra a pocos kilómetros de Maastricht, en la provincia de Limburg. SnowWorld Landgraaf cuenta con 5 pistas de esquí y 8 remontadores (entre ellos, un telesilla de seis plazas). Además, una de sus pistas ostenta el honor de ser la más larga del Benelux (400 metros) y la única del mundo apta para competiciones según la Federación Internacional de Esquí (FIS). Su “parque de diversión” o funpark (con cajones, saltos, barras y todo lo que los acróbatas de la nieve puedan desear) hará las delicias de los más aventureros, mientras que sus espacios para principiantes permitirán disfrutar a quienes se estrenen por primera vez en la práctica del esquí o el snowboard.

Por su parte, Snowworld Zoetermeer se encuentra ubicado en las afueras de La Haya y cuenta con 3 pistas interiores, una de las cuales es la más empinada de Europa. 10 remontadores, un funpark para acrobacias y un espacio específico para niños (Kinderland) completan su oferta para todos los públicos.

Ambas pistas todos los días del año y, por unos 59 euros un adulto y unos 48 un niño, se puede pasar un día entero de esquí con material de alquiler incluido. Ambos espacios ofrecen también clases particulares –tanto de esquí como de snowboard– y cursillos de grupo.

De Uithof (Zuid Holland)

Aunque parezca imposible, en La Haya se puede esquiar a pocos metros de la playa de Kijkduin. De Uithof no sólo da cobijo a una pista de patinaje sobre hielo, un espacio de escalada y un circuito de karts, sino que cuenta con una pista de esquí interior de 211 metros de longitud. Sus cuatro remontadores, adecuados para diferentes niveles de esquí, y una nieve de alta calidad conservada a una temperatura constante de -10ºC, garantizan una agradable experiencia de esquí o snowboard a sus visitantes. Como los centros anteriores, también cuenta con escuela de esquí donde se pueden reservar cursillos o clases particulares. Disfrutar de las instalaciones con material alquilado durante 4 horas cuesta unos 38 euros por adulto y 32 por niño.

Snowplanet (Noord Holland)

A pocos kilómetros de Haarlem, en Spaarnwoude, Snowplanet cuenta con dos pistas de esquí, restaurantes e incluso una tienda especializada en material de montaña. También tiene con una escuela de esquí donde se pueden reservar cursos y clases particulares para niños y adultos. Por 50 €, los visitantes podrán disfrutar de un día completo de esquí con material de alquiler. Durante el verano, la pista se transforma en un espacio solo apto para los más atrevidos: un funpark para que los amantes del free style tanto en esquí como en snowboard puedan practicar sus trucos a cubierto.

Skidôme Rucphen (Noord Brabant) y Skidôme Terneuzen (Zeeland)

A pocos kilómetros de Breda se encuentra el Skidrome Rucphen, un centro de esquí indoor con tres pistas de 160 metros cada una y diferentes niveles de dificultad.  Además, quienes quieran vivir una aventura sobre hielo sin tener que calzarse unos esquís encontrarán en Rucphen una pista de karts sobre hielo. En Zeeland se encuentra el Skidome Terneuzen, con dos pistas 220 metros y 110 cada una. Ambos centros cuentan con un funpark para amantes de los saltos y las piruetas en la nieve, y con una escuela de esquí donde los más pequeños pueden apuntarse para seguir clases particulares o cursos. Por unos 54 euros por adulto y unos 50 por niño se puede disfrutar de una jornada completa de esquí y alquiler de material durante cualquier día del año.

Montana Snowcenter (Noord Brabant)

La más pequeña de las pistas de esquí cubiertas de Holanda se encuentra a unos 20 kilómetros hacia el sur de Eindhoven, en el municipio de Westerhoven. Con dos pistas de 127 y 86 metros cada una y una altura de 15 metros, Montana Snowcenter es una buena opción para esquiadores principiantes o aquellos que quieran pasar un rato tranquilo en la nieve. Su ubicación, dentro del parque de vacaciones Kempervennen la convierte en un excelente plan para pasar una tarde diferente. Quizás por ser la más pequeña es también la más barata de las pistas holandesas: un día completo de esquí cuesta 31’50 euros por niño o 33’50 euros por adulto con material de alquiler incluido.

Pistas al aire libre con moqueta deslizante

Sobre una superficie deslizante de plástico parecida a una moqueta y permanentemente húmeda, esquiadores y snowboarders pueden recibir sus primeras clases o perfeccionar su técnica descendiendo por amplias y empinadas pistas al aire libre situadas en diferentes puntos de la geografía holandesa. Aunque el tacto bajo los esquís es algo más duro que el de la nieve, la ingeniosa fórmula permite experimentar la sensación de descenso y velocidad sin renunciar al aire libre. La mayoría de estas instalaciones, que generalmente pertenecen a clubs, permiten esquiar a no asociados en días y horarios concretos, por lo que es conveniente comprobarlo en sus webs antes de acudir a las instalaciones. Algunas de ellas también permiten practicar esquí de fondo. Cuentan con remontadores y habitualmente, también con servicio de alquiler de material y cafetería. Algunos ejemplos son la Ski Piste de Nieuwegein (Utrecht), el Molecaten Outdoor (Drenthe), el Skicentrum Hoofddorp(Noord Holland), el Skibaan De Dousberg en Maastricht (Limburg) o el Wolfskamer Wintersport en Huizen (Noord Holland).

Esquiar al aire libre sin nieve es posible gracias a las pistas de moqueta deslizante instaladas en diversos puntos del país. Video: Molecaten Outdoor Drenthe

Esquí indoor sobre una superficie rodante

Esquiar sin desplazarse, deslizándose sobre una especie de alfombra en movimiento (rol skibaan) también es posible en Holanda. Esta cinta transportadora colocada en un ángulo de 14 grados permite a esquiadores y snowboarders aprender o perfeccionar la técnica en espacios interiores reducidos. Un sistema práctico para quienes quieren aprender a esquiar antes de enfrentarse a una pendiente real y para aquellos que desean perfeccionar o refrescar su técnica antes de las vacaciones de invierno. La práctica se realiza acompañada de instructores en grupos de 2 a 3 personas, y se puede llevar a cabo en numerosos centros a lo largo del país. Algunos ejemplos son Snow Sport Center (Utrecht) el centro de más grande de Europa de sus características, SnowWise Sports en Deurningen (Overijssel) o el MLSport & Snowcenter en Beekbergen y Doetinchem (ambos en Gelderland).

Una cinta transportadora en movimiento permite perfeccionar la técnica del esquí en instalaciones similares a un gimnasio. Vídeo: Snow Sport Center Utrecht

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *