Tras el corazón verde: pistas para adentrarse en el Groene Hart

Junto a la zona más densamente poblada de Holanda, entre Ámsterdam, Utrecht y Róterdam, se encuentra el llamado Corazón Verde del país, un área protegida por su riqueza cultural y natural. Rutas para recorrer a pie o en bici conectan pueblos con encanto y granjas centenarias, una escapada perfecta a tan sólo media hora del caos urbano.

Se puede decir que la anatomía holandesa tiene corazón, verde y enorme, casi en su mismísimo centro. Se trata de la mayor de las veinte áreas protegidas del país, con casi dos mil kilómetros cuadrados de pasto, naturaleza y actividades recreativas que se preserva gracias al trabajo de cientos de cooperativas ciudadanas. Como si del órgano más preciado del cuerpo humano se tratara, los holandeses cuidan de su corazón verde entre todos y con el disfrute como único propósito, descongestionando así una de las regiones más densamente pobladas de la vieja Europa. Desvelamos algunos de sus mejores rincones:

Paseos fuera de las rutas habituales

Hace ochenta años esta región sirvió de inspiración al poeta Hendrik Marsman para escribir Herinnering aan Holland,

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *