Drenthe: campo de verdad y rincones llenos de historia

Si en Ámsterdam conviven 180 nacionalidades, en Drenthe predomina una, la holandesa; si Holanda se recuerda por sus canales, sus molinos y sus tulipanes, en Drenthe abundan las rocas megalíticas, las ovejas de pelo largo y las granjas. Y si algún grupo de turistas extranjeros recala en esta región, suele ser por su pasión por las motos, ya que en Assen, su capital, se celebra cada primer fin de semana de julio, el campeonato de moto GP. La provincia menos visitada de los Países Bajos esconde joyas de la historia y cultura del país, como sus únicos yacimientos prehistóricos, que, junto a sus tres parques nacionales y a una oferta de alojamiento rural asequible y muy original, hacen de esta región de Holanda el destino perfecto para una escapada de fin de semana.

​Lección de historia

Resulta sorprendente que en una de las regiones más despobladas de Holanda, la historia del país ocupe un lugar tan protagonista. Desde los primeros asentamientos humanos hace 5.000 años hasta la colonización de Indonesia y la Segunda Guerra Mundial, esta región dedicada a la agricultura y a la ganadería cuenta con tres destinos imprescindibles para conocer mejor la historia de Holanda. Hablamos de los Hunebeden, nada menos que 53

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *