Holanda cuestiona el parto en casa

Mientras en otros países europeos como España el parto en casa se ha popularizado recientemente, en Holanda, el país del continente que desde hace décadas registraba el porcentaje más alto, las cifras disminuyen cada año. Del total de alumbramientos acontecidos en 2015, sólo un 13 por ciento tuvieron lugar en el domicilio. ¿Qué ha cambiado para que las holandesas prefieran dar a luz en el hospital?

​Hace diez años, una de cada cuatro mujeres en Holanda daba a luz en su casa, era la opción preferida por la mayor parte de las madres y la única que cubre íntegramente el sistema de salud holandés, tal y como publica el Centro Nacional de Estadística (CBS). Pero según el último informe de Perined, el instituto neerlandés para la investigación de la salud prenatal en Holanda, en apenas una década la cifra ha descendido drásticamente, hasta situarse en un 13,3 por ciento en 2015. El aumento de madres primerizas mayores de 35 años;  la demanda creciente de la epidural durante el parto y la proliferación de alternativas intermedias como los centros policlínicos adyacentes al hospital son algunas de las razones por las cuales las mujeres holandesas prefieren dar a luz fuera de su hogar. El resultado: en 2015, siete de cada diez partos tuvieron lugar en la llamada “segunda línea sanitaria”, es decir, bajo la supervisión

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *