Holanda sobre Plano Ordenamiento Territorial

La casa, bien ordenada

El sueño más bonito que tuve cuando era responsable de la ordenación territorial, fue uno en el que me despertaba una mañana y me daba cuenta de que el mapa de Holanda estaba totalmente vacío”, contaba Hans Alders, antiguo ministro del VROM (Ministerio de la Vivienda, Transporte y Medio Ambiente) entre 1989 y 1994. “Podía distribuir el país como mejor me pareciese. Pero, desgraciadamente, cuando me desperté, resultó que el país ya estaba construido en su mayor parte. Cada día me despierto con esa misma realidad”.

Y esa realidad sigue cada vez más vigente: cada metro cuadrado tiene una función asignada (vivienda, comercio, oficinas, recreación, agricultura, industria…), nada se escapa al control territorial.

Pero esto no fue siempre así. Hasta la segunda guerra mundial el país estaba prácticamente sin construir: se iban creando pólderes, se conectaban algunas ciudades por medio del tren o se comenzaba a construir vivienda obrera a gran escala en algunas ciudades: En Ámsterdam surgiría el plan de Berlage para el sur de la ciudad (1917-1921), conocido por todos los arquitectos y urbanistas. La construcción de vivienda obrera en la ciudad era muy importante ya que los obreros, claro está, no disponían de medios de transporte como el automóvil, por lo que era

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *