Holanda no se libra de los ciberataques

En un reportaje publicado por la cadena NOS, la compañía de ciberseguridad Kaspersky alerta de que el ataque informático perpetrado por hackers rusos contra la OPAQ en La Haya no es una excepción. En los últimos cuatro años, se ha observado un tráfico sospechoso desde los Países Bajos hacia nueve grupos de hackers avanzados. Esta empresa, cuyo dueño es ruso y ha sido acusado en el pasado de estar cercano a los servicios secretos rusos, no menciona los nombres de los países que podrían estar detrás de estos grupos de hackers, pero afirma que están vinculados con China, Estados Unidos y posiblemente Israel, entre otros. “Y se trata claramente de los gobiernos, porque los hackers no buscan dinero sino información”, asegura Jornt van der Wiel, investigador de Kaspersky, quien añade que el grupo hacker al que se le atribuye la injerencia rusa en las elecciones norteamericanas también está activo en los Países Bajos; y que otro de ellos procede de China, y son los hackers que irrumpieron en el fabricante de máquinas de chips ASML en 2015. Fuente: NOS