Entrevista al tenor Nico van der Meel

"Cantar e interpretar música antigua es como intentar llenar de significado un listín telefónico"

Tenor y director de coro, la vida de Nico van der Meel ha estado vinculada a la música desde que tenía cuatro años. Especializado en la música antigua, está considerado uno de los grandes intérpretes holandeses de las pasiones oratorias, un género musical que se canta en Semana Santa y que cada año se populariza más y más. Agnóstico, matemático y poco cuidadoso con su voz, afirma que se pueden sentir las emociones religiosas sin ser practicante y que la voz es un instrumento en constante cambio al que hay que saber adaptarse. En su casa, en un edifico antiguo con vistas a uno de los canales en Leiden, recibe a Gaceta Holandesa para charlar sobre educación musical, la historia de Holanda cantada y el paso de los años en la vida de un artista.  

Usted ha interpretado cerca de 300 veces las pasiones oratorias, ¿por qué son tan aficionados los holandeses a este tipo de pieza musical?

Es incomprensible pero sí, es una locura. Y tiene que ver con la historia de Holanda: en el siglo XIX unos cuantos directores de orquesta comenzaron a interpretar estas pasiones en Alemania, a los que les

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *