Merijn Tinga, Plastic Soup Surfer

“El plástico en el mar es un ejemplo muy tangible de los efectos de nuestra forma de vivir”

Ha recorrido miles de kilómetros subido a una tabla de surf de plástico reciclado, con la única intención de lanzar un mensaje: tenemos que cambiar nuestra forma de vida. Y es que nuestros océanos están llenos de restos de plástico. Se estima que el lugar de mayor concentración, el llamado continente de plástico, en el océano Pacífico, contiene hasta cien kilos de restos por kilómetro cuadrado en una superficie similar a los Países Bajos, Francia y España juntos. Merijn Tinga, o el Plastic Soup Surfer, dejó hace años su pasión por la escultura para tirarse al agua, y desde el mar, su hábitat natural, denunciar lo que está pasando. Su última aventura: una semana recorriendo la costa francesa y holandesa, desde Le Havre hasta Scheveningen, sobre una tabla de windsurf impresa en 3D con plástico reciclado.

¿Cómo empezó todo?

Todo esto empezó como una aventura, con las ganas de cambiar algo. Lo primero que hice como Plastic Soup Surfer fue surfear la costa holandesa con una tabla de surf que fabriqué con la basura de plástico que me encontré en la playa. Todavía me ganaba la vida como artista, vendiendo mis esculturas. Después cruzamos a Gran Bretaña y fue la

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *