Entrevista sobre la felicidad con Meike Bartels, catedrática de Genética y Bienestar

“Que una persona se sienta más feliz que otra depende en un 40% de su genética, nacemos así y no lo podemos cambiar”

Es sábado por la mañana en el supermercado de la esquina. En el pasillo de los productos de repostería hay un nuevo preparado para elaborar “la tarta de la felicidad” en tan sólo tres pasos. De los diez ingredientes que precisa la receta, el envase lleva cuatro, los otros seis hay que añadirlos al cocinarla. Lo extraño de esta nueva tarta es que cada envase incluye los cuatros ingredientes básicos en cantidades diferentes por lo que algunas tartas saldrán más sabrosas que otras por mucho que el cocinero se empeñe en mejorarla. Esta es una metáfora para explicar el hallazgo científico que el equipo de investigación liderado por la catedrática de Genética y Bienestar de la Universidad VU de Ámsterdam, Meike Bartels, acaba de publicar en la revista Nature Genetics: “nuestro sentimiento de felicidad depende en un 40% de los genes, y éstos vienen determinados por tres variantes genéticas que hemos descubierto en el ADN”. Así, tal y como afirma Bartels, “los que tienen la suerte de nacer con el paquete bueno, con la combinación ganadora, lo tienen más fácil para ser felices”.


Su hallazgo demuestra que existen genes responsables de nuestra felicidad, que hay una gran parte de este sentimiento que viene marcada por nuestra genética, ¿no es así?

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *