La llamada de los superhéroes

Si en el Paleolítico nuestros ancestros pasaban la mayor parte del día «corriendo» en pos del alimento diario o tratando de evitar convertirse en la «hamburguesa» de otros, en el siglo XXI, la principal ocupación de millones de personas consiste en calentar la silla mientras golpeamos un teclado, con más o menos energía. Y correr ha dejado de ser una forma de desplazamiento natural subordinada a otra actividad, para convertirse en un evento en sí mismo, supuestamente al alcance de todos…

Cuando este verano me comunicaron que me habían inscrito en el Maratón de Ámsterdam, me hizo tanta ilusión como cuando el dentista me dijo que tendrían que efectuarme un tratamiento especialmente complicado en uno de los molares inferiores. Los promotores de la genial idea instalaron también una aplicación en mi móvil, que diseñó un programa de entrenamiento a la medida de mis escasas aptitudes atléticas. Así fue como los mantras del coach Bennet, el entrenador virtual de la aplicación, empezaron a torpedear mi cómoda posición en el sofá. Después de todo, quien no quiere convertirse en una mejor versión de si misma.

No siempre le fui fiel. Y, en momentos de flaqueza, llegué a otorgarle una credibilidad equiparable a la del Chef

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Patricia Narváez es asesora jurídica, escritora y colaboradora de Gaceta Holandesa

Artículos relacionados

3 Comments

  1. Hola. Me gustó tu relato. Soy de las que está horas sentada frente a la pv. Y eso de correr tampoco se me da. Si me gusta mucho caminar.

  2. Que sorpresa Patricia, no tenía ni idea de tus dotes deportivas, te felicito, fantástica experiencia estoy seguro me fascina la forma como lo describes.
    Hasta la próxima edición.
    H.Barragan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *