La calle de tiendas se transforma

Desde hace meses, la prensa holandesa se ha hecho eco de las pérdidas y puesta en venta de la cadena de tiendas Blokker, especializada en productos para el hogar. Desde hace 120 años, su letrero naranja domina la calle de tiendas de cualquier ciudad holandesa, compartiendo protagonismo con HEMA o el centro comercial V&D, que cerró sus puertas hace casi tres años. Que los nuevos vientos del comercio online se están llevando por delante a tiendas tradicionales no es sorpresa en ningún lugar de Europa, pero en Holanda esta transformación es imparable e indica un cambio en el modelo de consumo a muy corto plazo. Mientras las tiendas de toda la vida van desapareciendo, más cafeterías y restaurantes están irrumpiendo con fuerza en el centro de las ciudades. Al mismo tiempo, ocho de cada diez personas compran por internet y Holanda se ha convertido en el quinto país de Europa en comercio online, un posicionamiento que se ha logrado sin contar con el rey Midas de la red, la norteamericana Amazon.

El pasado mes de agosto, la droguería de un barrio del sur de Leiden cerraba sus puertas tras ochenta años vendiendo champús, pasta de dientes y detergentes a todos los vecinos de la zona. Ya fuera para charlar, puesto que

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *