Entrevista a la cantante y compositora turco-holandesa Karsu

"Nunca me sentí discriminada por mis orígenes: mi rareza era que estudiaba música clásica desde pequeña"

Karsu, un pueblo al este de Turquía, se encuentra a apenas unos kilómetros de la frontera con Siria. Esta es la primera seña de identidad de la cantante y compositora de jazz Karsu Dönmez, nacida en Ámsterdam hace 26 años. Premiada el pasado 24 de junio con el reconocido Edison del Público por su último álbum, Colors, su talento la convierte en una de las promesas del jazz holandés. Orgullosa de su doble identidad, se siente afortunada de poder componer jazz porque “es un género musical que me da la libertad que necesito, la misma que mi padre buscó al salir de Turquía como refugiado político”. Karsu representa la historia de éxito de una chica alóctona, diferente al resto, a la que un día la vida le cambió mientras tocaba el piano en el restaurante de cocina turca de sus padres.

​Tu familia es turca y has nacido y te has criado en Ámsterdam. ¿De dónde te sientes?
Buena pregunta. Siempre digo que soy de ambas nacionalidades, porque además legalmente soy tan turca como holandesa. Mis raíces son turcas, mi aspecto es turco y descubrí que lo llevaba en las venas cuando pude bailar la danza del vientre sin practicarlo antes. Pero soy tan directa en el trato como cualquier chica holandesa y me gustan las cosas bien organizadas. Digamos que mi lado más emocional, más del corazón, es turco. Por eso, por ejemplo, ¡no

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *