Holanda sobre Plano Urbanismo

Róterdam, el patito feo de Holanda

Un 14 de mayo de 1940 cambiaría la historia de Róterdam para siempre. A las 13:30 bombarderos alemanes dejaban caer 97.000 kilos de explosivos sobre el centro de la ciudad portuaria. 24.000 viviendas quedaban convertidas en cenizas, entre 600 y 900 personas murieron y 80.000 quedaban sin techo. No fue ésta la única ciudad afectada por la Segunda Guerra Mundial en Holanda: Nimega, Eindhoven y Midelburgo fueron también destruidas completamente, y en este caso por los aliados.

Sin embargo, en su reconstrucción Róterdam navegó un rumbo muy distinto al de sus compañeras de destino. Mientras que éstas fueron reconstruidas tomándose en cuenta su historia y su trazado antiguo con fachadas que recordaban a las que habían sido destruidas, en Róterdam se tomó una decisión opuesta: modernizar la ciudad completamente. ¿Cómo sucedió?

Aunque es habitual encontrarnos con la relación BOMBARDEO – MODERNIDAD cuando se habla de Róterdam, esto no es suficiente para entender el proceso por el que ha pasado esta ciudad portuaria para acabar destacando sobre el tradicional paisaje holandés como el patito feo entre sus ciudades hermanas. Y es que el turista

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *