Holanda sobre Plano Ordenamiento Territorial

El Randstad, la megalópolis holandesa

Se cuenta que en los años cincuenta, Albert Plesman, primer presidente de la aerolínea holandesa KLM, sobrevolando el área donde posteriormente se construiría el aeropuerto internacional de Schiphol, divisó cómo las ciudades holandesas formaban un anillo rodeando un gran espacio verde. Y lo llamó Randstad, que podría traducirse como “ciudad de borde” o “ciudad anillo”.

A mediados del siglo XX los holandeses decidieron que sus ciudades no se convertirían en metrópolis. La postura del gobierno holandés y de los planificadores urbanos encargados del desafío fue definitoria: se limitaría al mínimo la construcción de viviendas en las mayores ciudades holandesas y se animaría a hacerlo masivamente en otras a su alrededor, ya existentes o creadas exprofeso para poder responder a las necesidades del llamado “Babyboom” que experimentaba el país desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Y es que históricamente, los maestros de la planificación urbana siempre han  rechazado la construcción de una gran ciudad holandesa. Ámsterdam es la capital y con sus 800 mil habitantes difícilmente puede caracterizarse como una metrópolis ni siquiera a nivel europeo. Por poner solo dos ejemplos, Londres tiene un número 10 veces mayor de

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *