¿Eres granjero o marinero? Pistas originales para conocer la vida tradicional holandesa

Desde la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales, la marina mercante que acabó dominando el comercio occidental con Asia en el siglo XVII, hasta los boers que se instalaron en Sudáfrica un siglo después, los granjeros y los marineros holandeses han protagonizado la historia de los Países Bajos dentro y fuera de sus fronteras. Hoy numerosas propuestas turísticas ofrecen una vuelta a estos orígenes, a esta doble identidad de los holandeses que se ha perdido en las grandes ciudades. Porque basta alejarse del casco urbano para que Holanda huela a mar y a granja. Gaceta Holandesa ha realizado una selección de los alojamientos más atractivos del país tanto para disfrutar de la vida rural calzándose unos zuecos como para abandonar tierra firme y subirse a un velero centenario.​

Yo soy marinero

No hay un tipo de barco en Holanda que no tenga su versión en alojamiento turístico. Casas-barco, barcazas, transatlánticos, veleros, penichettes, barcos de vapor, etc. son innumerables las opciones para disfrutar de una experiencia marítima o fluvial. Pero si la intención es trasladarse en el tiempo y renunciar a las comodidades de hoy en día, en estos camarotes uno podrá sentirse como Marty McFly:​

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *