Entrevista a la diseñadora de moda Conny Groenewegen

“Con la ropa, deberíamos estar dispuestos a pagar más y a comprar menos”

Originaria de Westland, una de las localidades cerca de La Haya que más se ha desarrollado económicamente en los últimos años, Conny Groenewegen recuerda que su madre les hacía la ropa porque la economía familiar no daba para más. Esta defensora de las tiendas de segunda mano, de darle a la ropa el valor que se merece y de encumbrar el plástico a categoría de material de lujo, fue ganadora del Premio Nacional de Diseño en 2013. Desde entonces dio un giro a su carrera profesional para centrarse en la creación, y en lugar de internacionalizar su marca, Electricco, la hizo exclusiva y sólo accesible a unos pocos. En un estudio en Ámsterdam de techos altos y repleto de retales de seda, lanas de todo tipo e hilos de plástico, recibe a Gaceta Holandesa una tarde de verano, enfundada en unos vaqueros vintage.

Sus diseños, las prendas tan exclusivas que hace y que superan los 4.500 euros, ¿a quién van dirigidos?

Cuando diseño no tengo una mujer en mente, bueno quizás mi alter ego, ese universo al que secretamente me gustaría pertenecer. En general son mujeres que vienen del mundo del arte, de la arquitectura, y que buscan una pieza casi artística que puedan ponerse y que puedan crear conjuntamente conmigo. No sólo la adapto a su

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *