¿Dónde terminan los Países Bajos?

Desde hace siete años, el punto más alto de los Países Bajos no se encuentra en Europa sino en Saba y hace tan solo unos meses el país ganó diez hectáreas más alrededor del Mosa gracias a un acuerdo con Bélgica. Mientras algunas fronteras se modifican, otras que deberían haberse actualizado permanecen intactas desde hace casi mil años, como los enclaves neerlandeses que se entrelazan con los belgas en Baarle, un casco urbano que sobre el plano parece un auténtico rompecabezas. El pasado colonial, unido a una historia cargada de disputas por un territorio casi anegado, ha dibujado unas fronteras imprevisibles. Acertar a denominarlo como se merece, Países Bajos en lugar de Holanda, ya no es suficiente para hablar con propiedad sobre este país: su perímetro ha variado tanto a lo largo de la historia que solo unos pocos sabrían decir dónde empiezan y dónde terminan los Países Bajos.

El pasado 28 de noviembre, el mundo se sorprendió por el civismo demostrado entre Bélgica y Holanda al modificar sus fronteras de forma pacífica. Se trataba de un pequeño territorio de unas decenas de hectáreas a orillas del Mosa cuya rectificación ha resuelto el problema de acceso por vía terrestre a la parte que le corresponde a cada país. Tras

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *