Un terremoto agita el panorama energético holandés

Los cimientos del sistema energético holandés tiemblan. Tras 40 años de independencia energética gracias a los yacimientos de gas de Groningen, los terremotos causados por las perforaciones en la zona han obligado al gobierno a replantear el volumen de extracción y a reducir a la mitad la producción de gas en los últimos dos años. En paralelo, tras la firma del acuerdo de París para la lucha contra el cambio climático, Holanda ha iniciado una transición hacia las energías renovables que plantea un cambio de paradigma energético a medio y largo plazo. ¿Ha empezado una revolución energética en los Países Bajos?

​En 1959, durante unas prospecciones en busca de petróleo en la provincia de Groningen, fue descubierto en suelo holandés uno de los mayores yacimientos de gas natural del mundo. Con una capacidad total estimada de 2.800 millones de metros cúbicos (de los que se calcula que ya se ha extraído el 75%), la explotación de la reserva de gas de Groningen no sólo ha permitido a Holanda ser independiente energéticamente durante casi medio siglo, sino que también ha generado al Tesoro Holandés unos ingresos de alrededor de 265 mil millones de euros entre los años sesenta y la actualidad. Sólo en el período comprendido entre 2003 y 2016, el negocio del gas supuso entre el 5 y el

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *