Dormir sobre el agua, en Holanda

En Holanda, casi un tercio del país está bajo el nivel del mar. El característico paisaje holandés, es un paisaje en forma de agua. Lagos, mar o sus míticos canales. Los holandeses han sabido aprovechar esta circunstancia y han creado no solo un medio de vida en torno al agua, como el comercio marítimo, sino también un estilo propio para disfrutar de esta particularidad del paisaje, como es el vivir en barcos o en sus famosas casas flotantes -o “house boats”-, algo que los holandeses son unos expertos.​

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, muchas familias que se habían quedado sin hogar, se fueron a vivir a barcos que se encontraban abandonados o que adquirían a un precio mucho más económico que una vivienda tradicional. Con el paso de los años, esta opción se ha convertido en un estilo de vida que no entiende de clases sociales ni de presupuestos. “Somos una comunidad a la que nos une nuestra pasión por esta vida, no común y muy libre”, quién habla es Max Noordhoek, presidente de la Organización Nacional de Casas Flotantes LWO. www.lwoorg.nl. 10.000 viviendas flotantes hay registradas en Holanda. Cada vez son más las personas que quieren vivir así, por lo que los permisos de residencia se limitan, para el equilibrio entre el paisaje y en la vida diaria, siga coexistiendo en armonía.

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *