El gran dique del sur: el orgullo de Holanda

Forma parte de la red de infraestructuras que protege el país frente a inundaciones y crecidas de los ríos. En la provincia de Zelanda, al sur del país, el llamado Plan Delta cuenta con el dique de mayor envergadura, una obra de ingeniería de nueve kilómetros de largo que asegura la región frente a tormentas como la que aconteció en febrero de 1953. La mayor tragedia que recuerda el país, se cobró la vida de 1.835 personas y le enfrentó a su mayor amenaza: el mar. Este fin de semana el Oosterscheldekering celebra su treinta aniversario con unas jornadas de puertas abiertas en las que los visitantes tendrán acceso a salas del centro de control que normalmente están cerradas al público y podrán conocer mejor las claves que convierten a este dique en un monumento de orgullo nacional. ​

Si ponerle puertas al campo dicen que es imposible, los holandeses retan el dicho y se atreven con una presa que frena el mar. A la derecha, el Mar del Norte, que a partir de octubre comienza a mostrar su cara más desapacible; a la izquierda, el parque nacional más grande del país, un enorme lago de agua dulce rodeado de dunas. Esta es la vista que ofrece la carretera que transcurre por el dique más conocido de Holanda, al sur del país, denominado

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *