Cincuenta notas para un canon holandés

Los que lo elaboraron prefieren asemejarlo a la composición musical que a un listado de preceptos sobre la identidad holandesa. Y es que por canon se pueden entender ambas acepciones, si bien uno tendería a pensar en la segunda al saber que éste se entrega a todo aquél que adquiere la nacionalidad neerlandesa y se enseña en las escuelas de primaria de todo el país. Creado hace algo más de una década, los 50 hitos y personajes que lo conforman pretenden reflejar los rasgos fundamentales de la cultura y la historia de Holanda, por lo que conocerlo supone “un buen comienzo” para entender los Países Bajos, según afirma unos de los expertos que participó en su elaboración. En un momento en el que las identidades nacionales recobran relevancia, sus creadores insisten en que se trata de una lista viva, abierta, donde caben las páginas negras de la Historia y que debe adaptarse al paso del tiempo: una pieza musical en evolución, aunque para muchos suene a himno nacional.

Si a los hispanohablantes que viven en Holanda les preguntaran por cuatro nombres o rasgos de la cultura neerlandesa, nadie dudaría en mencionar a Guillermo de Orange, Anne Frank, los molinos de viento y su tradición comerciante. Pero la cosa empieza a complicarse cuando el listado se amplía y debe recoger hitos históricos

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *