Comerse Holanda Recetario

Chutney de manzana especiado para tabla de quesos

El chutney es un condimento de textura parecida a la confitura pero de sabor agridulce que tiene su origen en la India y que llegó a Europa de la mano de los británicos.

Aunque hoy podemos encontrar chutneys en los supermercados, en origen, se preparaba a base de productos frescos y no se cocinaba, así que su consumo era inmediato y en crudo.

Existen chutneys de muchos tipos con ingredientes tan variados como yogur, coco, mango, menta o cacahuetes.

Algunos son suaves, otros picantes y fuertes. Existen chutneys dulces y salados, y se pueden servir como condimento, para untar o para acompañar la carne o pescado.El chutney es, sin ninguna duda, la salsa de acompañamiento más popular en la India, que comen junto con los papadum (pan fino y crujiente que suele tomarse para el aperitivo). Aunque también preparan chutneys para el desayuno como el de coco que se sirve con tortitas de arroz.

En Europa solemos comerlo de acompañamiento y es muy común degustarlo junto a tablas de quesos y embutidos. También para acompañar carnes, aves y pescados.

Además, ninguna de las preparaciones tradicionales hindús incluían vinagre como los actuales, que fue introducido por los ingleses para alargar su conservación.

Parece ser que los ingleses, en su afán por conservar los sabores de la India en casa, utilizaron el método para preparar mermeladas pero además de usar azúcar para su conservación añadieron vinagre que les permitía mantener el sabor agridulce de esta deliciosa preparación culinaria.

La receta que compartimos hoy, un chutney especiado de manzana, es de origen británico y en mi opinión es uno de los mejores para combinar con una tabla de quesos. Pero otras opciones como el de mango, cerezas o calabaza son también buenas elecciones.

Holanda es sin duda el paraíso de los quesos así que acompañamos el chutney de manzana con una tabla variada de quesos Gouda (kaasplank). Hemos escogido un Gouda joven (jong kaas), uno envejecido, de más de un año de curación (overjarig), y uno con semillas de fenogreco (Gouda kaas fenegriek). Pero puedes preparar la tabla con tus quesos preferidos, e incluir embutidos, si te apetece.

Al igual que muchos otras variedades, el queso Gouda se clasifica según su periodo de curación: jong (1 mes), belegen (a partir de 4 meses), oud (a partir de 10 meses), y overjarig (a partir de 1 año). Y como ocurre con el resto de variedades, los opciones jóvenes son más cremosas y suaves, mientras que las más envejecidas adquieren una textura más seca y un sabor más salado e intenso.

Si tienes ganas de descubrir el mundo tradicional del queso en Holanda, vale la pena acercarse a Alkmaar, Edam, Hoorn, Gouda o Woerden, donde todavía podrás disfrutar del espectáculo de un mercado de queso tradicional.

Otro día os contaremos más sobre el mundo del queso holandés. Pero ahora, de momento, pongámonos a cocinar. ¿Empezamos?

Como verás, la receta lleva muchos ingredientes. Pero no te abrumes por ello porque puedes variar las especias si alguna no la tienes en casa o no te gusta, y añadir chile, por ejemplo, si lo prefieres más picante. Además, la dificultad de preparación es de primero de cocina.


INGREDIENTES 

3 manzanas medianas
200 ml. vinagre manzana
1 cebolla amarilla
1 diente de ajo
175 gr. azúcar moreno
100 gr. pasas
6-7 higos secos
30 gr. jengibre fresco
1 cucharadita semillas mostaza
1 cucharadita curry
1 cucharadita nuez moscada
1 pizca pimienta negra
1 pizca pimienta blanca
1 pizca cúrcuma
1 pizca sal (flor de sal, escamas de sal o cualquier otra sal de calidad)

INSTRUCCIONES 

1. Lava y corta las manzanas en daditos.
2. Pica la cebolla, el diente de ajo y el jengibre.
3. Trocea los higos secos.
4. En una olla mediana añade el vinagre, la manzana troceada, las pasas, los higos, la cebolla, el diente de ajo y el jengibre troceados.
5. Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio alto, y ves removiendo de vez en cuando. Reduce el fuego a medio bajo y deja cocer durante unos 30-35 min.
6. Añade entonces, las semillas de mostaza, el curry, la nuez moscada y una pizca de pimienta negra, pimienta blanca, cúrcuma y sal.
7. Sigue cociendo durante alrededor de 15 min. más, o cuando veas que la manzana y el resto de ingredientes están pochados y perfectamente combinados.
8. Deja enfriar y almacena en frascos herméticos. El chutney puede conservarse refrigerado al menos durante 3 semanas.

¡Qué aproveche!

Dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: Alrededor de 1 h.   

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *