Entrevista a Chantal Engelen, co-fundadora de Kromkommer

“Tiramos casi la mitad de la verdura que producimos y mucha, por no tener la forma perfecta: nosotros luchamos contra eso”

Chantal Engelen es empresaria y activista. Con sus sopas Kromkommer le planta cara al gigante de la industria alimentaria con una pregunta muy necesaria, ¿y si tiráramos menos comida? Zanahorias deformes, calabacines rallados o tomates sobrantes son los ingredientes que utiliza para su producto, y con él, lanza un aviso a todos los que disfrutan de una buena crema de verduras: no sólo las que tienen buena pinta son saludables y ricas, las desechadas pueden tener una segunda vida. Gaceta Holandesa se reúne con ella en las oficinas de coworking Social Impact Factory de Utrecht, donde jóvenes emprendedores se empeñan en mejorar el mundo con sus propuestas sostenibles. Una historia aparentemente de cuento pero arriesgada, que nació a partir de una visita al mercado del barrio.  

¿De qué están hechas vuestras sopas?

Nuestra verdura son restos, el sobrante que los productores descartan para sus clientes. Eso es lo que nosotros les compramos. Nos quedamos con el excedente que otros no quieren, siempre que sigan siendo verduras frescas, sanas y ricas: los tomates que se han quedado en stock porque la cosecha ha

 

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *