Historia Holanda sobre Plano

Entre las casas más lujosas, las de muñecas

En el artículo anterior hablábamos de la época en la que surgieron las primeras casas de muñecas en Holanda y su uso, a lo largo del siglo de Oro. Hoy hablaremos de cómo eran, cómo estaban hechas y por qué.

Las casas de muñecas de esa época son características de Alemania, Inglaterra, Francia y Holanda. Las holandesas son las más detalladas y las más caras. En los países católicos del sur no se extendió el uso de las casas de muñecas. En ellos las miniaturas representaban belenes y la llegada de los Reyes Magos, mientras que en el norte de Europa no tenían tan presente esa adoración y en ellos se representaba la vida cotidiana a través de las viviendas.

Para hacer estas grandes casas de muñecas se compraban unos gabinetes especiales en los que se representaba el interior de la vivienda mediante unas cajas que se podían extraer, cada una de ellas sobre un espacio diferente de la casa. Más tarde se representaría también el exterior de la casa -con materiales valiosos como el marfíl, el caparazón de tortuga y maderas exóticas – e incluso el jardín, y se conectarían las diferentes habitaciones mediante puertas y escaleras.

Las puertas exteriores del gabinete ocultaban el interior de las casas de muñecas, que al abrirlas aparecían otras dos

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *