La atención primaria holandesa, ¿goza de buena salud?

Los médicos de familia (huisartsenzorg) suponen apenas un cuatro por ciento del gasto total de la sanidad holandesa, financiada principalmente por seguros médicos privados. A pesar del bajo presupuesto, su responsabilidad en la salud ciudadana es crucial ya que ellos ejercen de filtro por el que todo paciente debe pasar para acceder a la atención especializada. De los 11.000 médicos de familia que existen en Holanda, ocho mil firmaron un manifiesto el año pasado contra el papeleo y el excesivo control que le imponen las aseguradoras médicas, argumentando falta de confianza en su criterio profesional. Se avecinan cambios en un sistema complejo de entender, un puzle de muchas piezas donde los intereses de aseguradoras, médicos autónomos y gobierno se yuxtaponen.

La atención primaria en Holanda agrupa no sólo al colectivo de médicos de familia sino también a otros especialistas como fisioterapeutas, dietistas, logopedas, enfermeros, psicólogos, higienistas dentales y matronas a los que se puede acudir sin prescripción médica. Para los médicos de familia, los precios y el tiempo por consulta están sujetos a un máximo establecido por el órgano de control del gobierno o Nederlandse Zorgautoriteit, encargado también de

¿Quieres seguir leyendo?
Suscríbete
gratis el primer mes
¿Ya eres socio?
Inicia sesión
Gaceta Holandesa existe gracias a sus suscriptores. Apoya el periodismo independiente e infórmate a fondo sobre Holanda.
¿Quieres conocernos? Pincha aquí

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *