En una entrevista publicada hoy en el Volkskrant, Hans van der Spoel, intensivista y jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital UMC de Ámsterdam afirma que «los criterios para ingresar o no a un paciente de coronavirus en cuidados intensivos no difieren de los habituales, pero hay que tener en cuenta que sí son diferentes a los que siguen países del sur de Europa como Francia o Italia«. El especialista reconoce que “el umbral para ingresar a pacientes en una UCI es más bajo en Italia que en los Países Bajos”. Para van der Spoel, en Holanda se prioriza el criterio de la calidad de vida que le quedará al paciente tras pasar por una UCI. “Cuanto más al sur vas, menos se cuestiona un tratamiento que alarga la vida innecesariamente. Enfermos en UCIs se quedan más tiempo y la edad media de los ingresados, como pasa en Italia, es mucho más alta que aquí” concluye. Los hospitales neerlandeses cuentan con 1.150 camas de UCI, de las que aproximadamente la mitad están siendo destinadas en este momento a enfermos graves por coronavirus. Desde el Ministerio de Sanidad han asegurado que podrán ampliarse a 500 camas más, número que podría duplicarse en caso de obtener más máquinas de respiración asistida. De las 179 personas fallecidas hasta ayer por coronavirus sólo 27 lo han hecho en una UCI, el resto falleció en su casa, en una residencia de ancianos o dentro de otras áreas de un hospital. Fuente: De Volkskrant